Radio Fandango

Escribo desde la sala número 35 del Aeropuerto Internacional Benito Juarez de la Ciudad de México. Espero el vuelo que me llevará a Miami y de ahí a Paris. La razón por la que tomaré ese avión (a menos de que Gotzila aparezca por el ventanal que se encuentra al fondo de esta nave del aeropuerto y devore a quienes estamos aquí esperando con todo y su tedio) es que presentaré una investigación sobre piratería digital en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica. Pueden descargar el articulo aquí.

El jueves 7 de septiembre salí de Miahuatlán de Porfirio Díaz con destino a la Ciudad de Oaxaca. Poco antes de llegar mi automovil sufríó una avería. Tratando de librar uno de los puentes aún no terminados del libramiento de Ocotlán de Morelos topé con una piedra y la maquina dejó de funcionar. Ya de noche, tuve que caminar unos 20 minutos antes de encontrar un mototaxi. Amablemente, el taxista me llevo al establecimiento de Mundo Trujillo. Locutor y empresario dedicado al transporte.

-Si, cerraron el libramiento porque ha habido muchos accidentes.- comentaba Mundo.

Después de quejarme por el cierre de la carretera y por la lentitud con la que se construye el libramiento, Mundo me platicó de su estación de radio.

-Se Llama Radio Fandango. Porgramamos salsa. Tengo un programa de música romántica. Ahorita tendrá que ir mijo a cerrar la estación.
-La frecuencia es de usted o comunitaria – pregunté
-Es mía, el permiso esta en trámite ante la Secretaría de Gobernación. Ya tengo el acuse. Solo el proyecto me costó 25 mil pesos.
-¿Con todo y el equipo?
– No, solo el proyecto, el papeleo. La antena y todo lo demás me costo unos 120 mil.

Por fin, llegamos a donde se encontraba mi coche. Lo subimos a la grua y lo llevamos con un mecánico. Lo escanearon. No era mas que un fusible que estaba fundido. En pocos minutos estaba rodando. Sintonicé el 91.5. “Les recordamos que el libramiento esta cerrado, venimos llegando de auxiliar a un amigo que en estos momentos nos va escuchando rumbo a Oaxaca”. Ya en las curvas de La Cuesta la transmisión de Radio Fandango se perdía. La noche brillaba con sus estrellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s